La formación continua o cómo no estancarte en tu vida laboral

El reciclaje profesional más que ser una opción, se ha convertido casi en una obligación. El entorno cambiante en el que vivimos provoca que profesionales de todos los sectores deban estar atentos a las nuevas formas de hacer, las costumbres y las modas.

 

La formación continua es un muchos casos una necesidad que han de atender los profesionales de diferentes sectores. Desde funcionarios hasta trabajadores autónomos deben tener en cuenta que las mejoras en sus conocimientos y competencias profesionales, mejorarán sus posibilidades de prosperar en la vida laboral.

El siglo XXI ha incrementado la intensidad con la que los trabajadores deben formarse en nuevas competencias y habilidades. La irrupción en nuestras vidas de la informática y las nuevas tecnologías es una de las principales razones por las que los trabajadores han tenido que emplearse a fondo para no quedarse atrás.

Uno de los sectores en los que la formación continua se convierte casi en trascendental, es el de la educación. Este trabajo, el de docente, que tanto ha cambiado en las últimas décadas, está siempre sujeta a la necesidad de conocer las nuevas teorías pedagógicas y los nuevos métodos de enseñanza. Esto tiene en gran parte que ver con las innovaciones metodológicas. Por ejemplo, el paso de la teoría a la práctica, o las herramientas de teleformación, como puede ser Moodle.

¿Qué es la formación continua?

Es un término que comprende un amplio espectro de actividades formativas orientadas a la mejora profesional y al aumento de las oportunidades laborales. La formación continua puede ser oficial o puede estar prevista en programas diseñados en las empresas para sus propios trabajadores.

Formación continua oficial

Uno de los ejemplos clásicos, son los cursos de formación para los parados que programan las oficinas públicas de empleo. En esos lugares, los demandantes de empleo son clasificados según su perfil profesional, y pueden ser obligados a participar en dichas acciones formativas para mejorar su empleabilidad, bajo el riesgo de ser sancionados, por ejemplo con la pérdida de la prestación por desempleo.

Otro ejemplo son los cursos que ofrecen las administraciones públicas para los funcionarios, la formación continua de profesores, personal sanitario o administrativo.

 

 

Formación en empresas

Es un clásico también, que las empresas decidan dedicar algunos de sus días laborables, a enviar a trabajadores a recibir algún tipo de formación, ya sea para adaptarse a las nuevas formas de trabajar, como para impulsar un proyecto concreto para el que se requiera formación específica.

Formación continua online

Si no te encuentras en ninguna de las dos situaciones descritas. Es decir, si no puedes optar por formación oficial o la que te imparten no te convence, o si no perteneces a la plantilla de ninguna empresa, porque eres autónomo o empresario, lo mejor es que tú tomes la iniciativa.

Un ejemplo clásico de formación continua es cuando alguien decide estudiar inglés. En la mayor parte de los casos, es el individuo el que decide acudir a una academia o escuela oficial a aprender esta lengua para mejorar su posición en el mercado laboral. Pues bien, esto que con tanta naturalidad hacemos con el inglés, lo podemos hacer con casi cualquier materia.

Hoy en día internet nos facilita mucho las cosas. Los cursos online son una magnífica opción para aquellos trabajadores en activo que quieran seguir formándose. Por ejemplo, si trabajaras en el departamento de comunicación o comercial de alguna empresa, formarte en redes sociales, sería una buena opción para adaptarse a cultura de marketing y comunicación de los tiempos que corren.

Tomarse en serio la formación continua es tomarse en serio el futuro laboral. Los tiempos son complicados, y las empresas cada vez requieren competencias más específicas para sus trabajadores. La especialización es un plus.

Administrator

Leave a comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.