Gestión de residuos industriales

El sector industrial es una fuente generadora de residuos nocivos, por ello los profesionales del tratamiento de estos residuos, además ser agentes protectores de la salud pública, son también piezas imprescindibles para la preservación del medio ambiente.

 

La gestión de residuos industriales es hoy en día una actividad imprescindible. La normativa medioambiental y de salud pública es hoy mucho más estricta que hace varios años. Las empresas de entonces eran infinitamente más contaminantes, y además no se generaba ningún tipo de conciencia para luchar contra este problema.

Hoy en día, sin embargo, existe legislación específica respecto a este tema. En concreto, la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y Suelos Contaminados establece tanto qué son los residuos industriales, como la forma de tratar cada uno de ellos. Además, en 1990 se constituyó Emgrisa, una empresa de capital 100% público, que nació como instrumentos del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, que en aquel entonces abarcaba las competencias en materia de medio ambiente. Esta empresa se encarga, entre otras cosas, de realizar la gestión de residuos de l industria.

¿Qué son los residuos industriales?

Según la previamente citada ley, los residuos industriales son los “resultantes de los procesos de fabricación, de transformación, de utilización, de consumo, de limpieza o de mantenimiento generados por la actividad industrial, excluidas las emisiones a la atmósfera”. Las emisiones de gases a la atmósfera, causados por la actividad industrial, es se considera un tipo de residuos específico, y que genera una problemática tan específica que está regulado a parte en otra ley, en concreto la 34/2007, de 15 de noviembre.

Tipos de residuos industriales

Dentro de los residuos industriales podemos encontrar diferentes categorías, que evidentemente, han de tratarse de diferente forma. En cualquier caso, es complicado hacer una clasificación demasiado exacta ya que la categorización puede realizarse en base a diferentes parámetros. Pero a grandes rasgos, los tipos pueden ser los siguientes:

  • Residuo inerte: Aquellos que una vez depositados, no experimentan transformaciones físico-químicas o biológicas de gran calado.
  • Residuo biodegradable: Aquellos que pueden descomponerse en los elementos químicos que lo conforman, bajo condiciones ambientales naturales.
  • Residuos peligrosos: Estos están recogidos en el Anexo III de la Ley 22/2011, y representan una amplia gama de residuos, con los que habitualmente más trabajan los profesionales. Su clasificación es la siguiente:

-Explosivo

-Oxidante

-Inflamable

-Irritante

-Nocivo

-Tóxico

-Cancerígeno

-Corrosivo

-Infeccioso

-Mutagénico

-Sensibilizante

-Ecotóxico

-Residuos susceptibles de dar lugar a otra sustancia peligrosa, después de su eliminación

Costes de la gestión de residuos

Según la Ley de Residuos, los costes de los residuos industriales ha de asumirlos quien los produce. En concreto, el artículo 11 dice literalmente: “De acuerdo con el principio de quien contamina paga, los costes relativos a la gestión de residuos tendrán que correr a cargo del productos inicial de residuos…” Es decir, la ley obliga a que las empresas cuenten con personal encargado de los residuos, o a contratar servicios que se encarguen de ellos.

Trabajar en la gestión de residuos industriales

Como hemos explicado anteriormente, la ley obliga a hacerse cargo de los residuos a quien los genera. Esto supone que las empresas, sobre todo aquellas del sector industrial, necesitan equipos de profesionales que se encarguen de estas tareas.

Formación

Hoy en día existen cursos específicos en esta materia. Es formación específicamente diseñada y pensada para adquirir las competencias necesarias para ponerse a trabajar en la gestión de residuos industriales. Para asegurarte de que la formación es de calidad y de que saldrás preparado deberás aprender sobre: La identificación y distinción de los residuos, la caracterización, recogida, transporte, tratamiento, así como una formación en prevención de riesgos asociada a esta actividad.

Cómo ya hemos explicado, muchas empresas del sector industrial requieren a este tipo de profesionales. Si estás buscando una oportunidad de trabajo, esta es una buena opción de formarte directamente para trabajar.

Administrator

Leave a comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.